Actualidad Noticias

El turismo, obligado a reformular su modelo para ser más rentable y sostenible

El turismo, obligado a reformular su modelo para ser más rentable y sostenible

España se encuentra en un punto de inflexión. La recuperación económica ya ha comenzado lentamente tras un desplome en 2020 nunca antes visto y el sector turístico, que supuso en 2019 el 12,4% del Producto Interior Bruto (PIB) y daba empleo de forma directa a más de 3 millones de personas, será de nuevo la palanca de crecimiento, pero esta vez también de transformación. Los expertos advierten de que las decisiones que se tomen en materia de política turística en los próximos 2 o 3 años son clave y marcarán el ritmo de lo que seremos como país en las próximas décadas. Ante tal reto, las empresas del sector están aunando esfuerzos, pero también las administraciones públicas son conscientes de que es necesario un cambio de modelo que dé más importancia a la calidad del turismo que a la cantidad. La propia ministra de Turismo, Reyes Maroto, aseguró esta semana durante la presentación de la iniciativa empresarial Turium por el turismo de excelencia que hay que dejar de pensar en récord de turistas cada año (en 2019 llegaron a España 83,5 millones de extranjeros) y concentrarse en la calidad y los ingresos que esos visitantes reportan al país. Pero, ¿qué turistas son los que cambiarán el modelo? Es clave pensar en turistas extranjeros más allá de Europa. Los alemanes, británicos y holandeses que llegan a las costas españolas no hay que perderlos, es un turismo que ha generado muchas alegrías a España desde hace 60 años que se abrió al turismo de masas, pero los expertos explican que es el momento de abrir el país al resto del mundo.

Un viajero de largo radio (los que vienen de Estados Unidos, Canadá, La India, Oriente Próximo, Corea, China o Japón) gastan en nuestro país cuatro veces más que uno europeo. Este tipo de viajero no solo busca el turismo de sol y playa, sino que suelen ser visitantes de alto poder adquisitivo que buscan en España un lugar donde disfrutar de una gastronomía exquisita, visitar museos, hacer senderismo o conocer los pueblos con mayor atractivo patrimonial. Luis Llorca, director general de Global Blue, explica que el modelo al que se encamina el turismo español tiene que ser «sostenible». Y esa sostenibilidad no solo se mide en términos de impacto medioambiental, sino también financiera, es decir, cuánto dinero deja el viajero en su visita a España. «Estar tumbado en la playa no deja dinero y ahora mismo los turistas de alto poder adquisitivo están gastando menos en España que en otros países porque nuestro posicionamiento en consumo es peor que el de otros países como Italia o Francia», asegura...

Más info en: https://www.elcomercio.es/economia/turismo-tranformacion-calidad-20210418172143-ntrc.html

© 2021 - Ajuntament d'Almussafes - Consellería de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo